Este programa promueve el cuidado integral de los niños, brindando la oportunidad de detectar alguna alteración en su proceso de crecimiento y desarrollo, así mismo enseña a los padres cómo mantener el bienestar y la salud de sus hijos, por medio de actividades básicas. Este se realiza en compañía de especialistas pediátricos, los cuales realizan un control detallado de cada niño en sus diferentes etapas.